Estudio Cuarto derecha 4ºdInicio

Sip, el aire se puede comer…

Lo admito. Mi primer reflejo fue pensar que este producto, lewhife, era una broma. Pero (creo) que no, no lo es. El hecho de «whiffar» consiste en aspirar pequeñas partículas de sabores (chocolate, café, frambuesa…) que se depositan sobre las papilas gustativas de la lengua. Creo que yo sería capaz de comerme el tubo a la primera aspiración chocolatada.

fotos del producto: un pequeño tubo. Varias personas se lo están llevando a la boca.

Nunca, nunca, nuuuuunca digas que todo está inventado.

Lo descubrí en el laboratorio pero veo que ya ha dado vueltas por la blogosfera.

Usamos cookies - Navegar por el sitio supone la aceptación de nuestra política de cookies